5 mins

Flamante nuevo estadio de fútbol del LAFC abre sus puertas a Los Ángeles

The Futbol Times

The Futbol Times

Banc of California ese es su patrocinador y nuevo nombre del estadio con una ceremonia en la que el club se comprometió a defender el estadio

Fue en abril de 1962, hace ya 56 años, cuando por última vez abrió sus puertas un estadio dentro de los límites de la ciudad de Los Ángeles. Fue Dodger Stadium, hoy el tercer estadio más prestigioso de las Ligas Mayores de Béisbol.

Ver la apertura de nuevas instalaciones del deporte no sucede muy a menudo. Pero eso es sólo una de las razones por las que la apertura del Estadio del Banco de California, en una ceremonia realizada el miércoles con la presencia de líderes y personalidades de Los Ángeles, es considerada un regalo para la ciudad.

El estadio del nuevo equipo LAFC, con un capacidad para 22,000 espectadores, fue levantado con una inversión de 350 millones de dólares, de la iniciativa privada en su totalidad, junto al Memorial Coliseum sobre el terreno donde antes se encontraba la Arena de Los Ángeles. El primer partido en el moderno inmueble está programado para el 29 de abril, cuando LAFC reciba un Seattle Sounders para su séptimo juego en la MLS y se anticipe a una gran fiesta.

Tras la ceremonia, el LAFC hizo su primer entrenamiento en la nueva cancha. “Es la cristalización de tres años y medio de trabajo y 20 meses de construcción, lo terminaron antes de lo esperado. “Tom Penn, presidente del equipo e integrante del amplio grupo de propietarios, que se distingue por contar con personalidades del deporte y de Hollywood”.

Muchos de ellos acudieron a la ceremonia en una de las entradas del estadio, en la que el listado de apertura fue simbólicamente cortado a la vista del plantel completo de LAFC, del alcalde Eric Garcetti, otras autoridades angelinas y Don Garber, comisionado de la MLS.

Tras varios discursos de los dueños como Larry, el inversionista principal, Henry Nguyen, y por supuesto Earvin “Magic” Johnson, fue llamado al palco Bob Bradley, el director técnico del equipo, quien se refirió al compromiso de su equipo, ahora ya con una casa por defender.

“Cuando el equipo ponga un pie en la cancha debe haber tenido un compromiso emocional, debe haber tenido el corazón palpitando, debe haberlo hecho revivir de emociones”, dijo Bradley, quien luego volteó a ver sus jugadores sentados en unos metros de distancia. “Ustedes piensen en la gente que está detrás de esto y en el momento de la patada inicial ustedes los representarán a todos ellos”.

Los futbolistas fueron ovacionados por los propietarios del club. Peter, copropietario de los Dodgers y los Warriors de Golden State de la NBA; el comediante Will Ferrell, la exfutbolista Mia Hamm y su esposo, Nomar Garciaparra, quien fue el autor de un mensaje que conmovió a sus socios.

“Para mí lo que hace este día tan especial es que yo era ese niño deseando jugar en un escenario como este. Era el niño de 8 años en el Memorial del Coliseo jugando al medio tiempo de un partido de fútbol profesional “, relató Garciaparra, quien luego se dirigió a los futbolistas del nuevo equipo.

“Recuerden, cuando pisen la cancha, sientan algo hermoso, pero más importante que eso, siéntanse ese niño otra vez. Hemos creado un entorno para niños de nuevo, para mostrar esa pasión, ese amor, y eso es exactamente lo que se trata de Los Ángeles “, agregó el ahora comentarista de los Dodgers.

El Obispo David O’Connell, miembro de la Arquidiócesis de Los Ángeles desde hace 40 años, fue invitado a ofrecer una oportunidad para bendecir el estadio, que además de fútbol está contemplado para otros eventos deportivos, dentro del proyecto de las sedes de los Juegos Olímpicos de 2028.

Representantes de la barra ‘3252’ tuvieron su momento ante las cámaras. Con gritos de guerra la barra de fanáticos del LAFC, la llamada “3252”, Bradley utilizó su voz de mando para el momento culminante de cortar simbólicamente el listón. Varios dueños del equipo y líderes de Los Ángeles sostuvieron una cuerda que se desató en un contexto regresivo mientras caía de lo alto a un gigantesco moño dorado, el color oficial de LAFC junto con el negro.

Y así, la nueva joya arquitectónica del deporte de Los Ángeles y de la MLS abrió sus puertas al público por primera vez, ya concluyó sus obras, mientras que los futbolistas, niños que tenían sus habitaciones cuando llegaron a una nueva morada, caminaron ilusionados por primera vez a los vestidores, se cambiaron de ropa y saltaron a la cancha para su primer entrenamiento en el Estadio Banc of California.

“Hemos hecho mucho, un paso a la vez, un momento a la vez y es el momento de la coronación, cuando el edificio está abierto y los futbolistas jugando en la cancha”, dijo el presidente Penn, con su traje negro y corbata dorada.

“Se va a hacer realidad total el 29 de abril”.