4 mins

Guernsey, entre la pluma de Victor Hugo y los goles de Le Tissier

The Futbol Times

The Futbol Times

Guernsey, entre la pluma de Victor Hugo y los goles de Le Tissier

La isla de Guernsey se esconde entre las costas de Inglaterra y Francia como una minúscula y tímida población en la que vivió exiliado el escritor Victor Hugo y en la que el mito del Southampton Matt le Tissier dejó los primeros trazos de su calidad.

En sus bares, los clásicos de Oasis se alternan con temas más recientes como ‘Little Talks’ de Of Monsters and Men, aunque lo que más resuena en sus tabernas y restaurantes -hay cerca de veinte, pese a lo reducido de la zona-, es la desaparición del futbolista argentino Emiliano Sala cuando sobrevolaba el Canal de la Mancha hace más de dos semanas.

El suceso ha puesto en el mapa un lugar que reúne a poco más de 63.000 personas en los 78 kilómetros cuadrados que componen la isla.

Según relató a Efe Phil, uno de los habitantes que se da cita diariamente con el paseo marítimo de la zona, el hecho de que el accidente haya ocurrido cerca de Guernsey ha puesto a la isla “en las portadas de los periódicos nacionales”, pese a que sea “de una forma tan trágica”.

“Solía visitar mucho España, sobre todo Baqueira Beret para esquiar, y la gente siempre me preguntaba que de dónde era y no conocía Guernsey. Siempre llevo un pequeño mapa en el móvil para mostrárselo”, apuntó Phil.

Pese a lo desconocido del lugar, entre sus costeras siluetas se dibujaron quince años de la vida del escritor francés Victor Hugo. Una prolífica etapa marcada por el exilio y que dio con la creación de la imperecedera obras ‘Los Miserables’.

En su Hauteville House, ahora convertida en un museo, que desafortunadamente se encuentra cerrado hasta primavera, el escritor, famoso por dar vida a Notre Dame con “Nuestra Señora de París” -conocida como El jorobado de Notre Dame-, se estableció en Guernsey, exiliado por Napoleón III desde 1855 hasta 1870, tras pasar por Bruselas y Jersey.

No extraña, por lo tanto, que la isla esté marcada por la influencia del galo y las estatuas y conmemoraciones inunden el pequeño pueblo de St Peter Port, capital de Guernsey.

En sus ínfimas praderas y aprovechando los pocos campos de fútbol, 98 años después de la marcha de Hugo, nació el mito de Matt Le Tissier, estrella del Southampton, equipo que nunca abandonó y que le catapultó como uno de los ‘One Club Men’ más famosos de la historia.

Sus más de 400 apariciones con los ‘Saints’, sus 161 goles, incluyendo la maravilla ante el Blackburn Rovers un 10 de diciembre de 1994, su impotencia con la selección inglesa y su retiro marcado por los problemas físicos tuvieron sus inicios en Guernsey, más concretamente en el Vale Recreation, equipo de la zona en el que jugó hasta los dieciséis años.

“Marcaba unos goles espectaculares. Un hermano suyo es taxista ahora, pero era también muy bueno. Aún sigue viniendo por aquí de vez en cuando”, recordó Brian, un taxista de la zona.

Otro de los orgullos de la zona es la liberación de la isla de las tropas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial. El ejército británico llegó a Guernsey el 9 de mayo de 1945, meses antes del final de la contienda. Las secuelas de la ocupación germana están representadas en ‘La sociedad literaria y el pastel de piel de patata’, libro, y más tarde película, escrito por Mary Ann Shaffer y Annie Barrows.

Hay placas recordando la fecha de la liberación a lo largo de un paseo marítimo y una ciudad que se queda desierta cuando el reloj marca las siete de la tarde y en la que los locales de vino y los restaurantes ponen la iluminación a la isla que vio escribir a Victor Hugo y marcar sus primeros goles a Matt Le Tissier. EFE