1 min

La Gambeta está de luto

Kevin Gallacher

Kevin Gallacher

El hombre que más dibujo las canchas colgó los botines por última vez.

Caminando por el barrio de Parque Patricios en la ciudad de Buenos Aires veo a un hombre grande paseando con su nieto.

Cuando llegó a la esquina de la cuadra lo escuchó decirle al niño: ‘tu piensas que Messi es el mejor y muchos te dirán Maradona pero antes de ellos había uno que jugaba mucho mejor, se llamaba Houseman’.

El fútbol perdió a alguien que representaba lo que era el jugador de fútbol argentino: atorrante, gambeteador, díscolo. Emblema del huracán campeón del 74 dirigido por César Menotti y luego campeón del mundo con Argentina en 1978.

Decían que se escapaba de las concentraciones de noche y aparecía 5 minutos antes de que comience el partido, se hacía el lesionado para ser sustituido porque en esa época si no jugabas no te pagaban. Tampoco usaba nada para protejer las pantorrillas y las medias abajo. Era un guapo como pocos y lo vamos a extrañar.

Gracias por tanto ‘loco’.