3 mins

México y Osorio tienen como tarea el quinto partido en Rusia

The Futbol Times

The Futbol Times

El quinto partido en un Mundial, equivalente a la fase de cuartos de final, es la asignatura pendiente en Rusia 2018 para la selección mexicana y su entrenador, el colombiano Juan Carlos Osorio.

México, 11 oct (EFE).- El quinto partido en un Mundial, equivalente a la fase de cuartos de final, es la asignatura pendiente en Rusia 2018 para la selección mexicana y su entrenador, el colombiano Juan Carlos Osorio.

México finalizó en primer lugar de las eliminatorias de la Concacaf, pero la privilegiada posición se vio eclipsada en la última jornada por la derrota ante Honduras, que remontó en dos ocasiones para ganar por 3-2 y tomar la cuarta plaza para jugar una repesca ante Australia en noviembre.

Osorio falló en el último paso de la eliminatoria y no logró terminar invicto en 10 partidos, pero en Rusia no puede fallar en los octavos de final del próximo Mundial.

Se da por hecho que México debe superar la fase de grupos, lo que ha logrado en los últimos seis mundiales, pero debe resolver ese cuarto partido, que no ha superado desde el Mundial de México 86, para por fin jugar los cuartos de final.

En la eliminatoria, que se sostuvo con jugadores eu militan en equipos de Europa, liderados por Javier “Chicharito” Hernándes, México sumó seis triunfos, tres empates y una derrota que lo dejaron con 21 puntos.

La derrota del Tricolor fue una alerta para los aficionados y medios de comunicación mexicanos, que no vieron con buenos ojos el único tropiezo de Osorio en la eliminatoria ni la forma que jugó el Tricolor en San Pedro Sula.

De hechos, tras el partido, los aficionados aztecas crearon una tendencia en las redes social con la etiqueta #FueraOsorio para mostrar su desacuerdo con el trabajo del colombiano que ha sido ratificado una y otra vez por los directivos de la Federación Mexicana de Fútbol.

Osorio ha pasado de ser la estrella de la película, consiguió con suficiente anticipación el boleto a Rusia, a ocupar el rol del villano, debido a los constantes cambios en la alineación y en las posiciones de los jugadores, las famosas “rotaciones” que renombró hace unas semanas como “alternativas tácticas”.

Del colombiano no convence su estilo de juego, ni su estrategia y aunque resultó efectivo para los resultados, no se sabe si le servirá para llegar a las fases decisivas en Rusia.

Llamado hace dos años para dirigir a México, Osorio libró la batalla en la Concacaf y consiguió el boleto al Mundial, pero ahora la pregunta en México es si será capaz de firmar el famoso quinto partido para el Tricolor en la próxima Copa del Mundo. EFE