3 mins

Veintiún detenidos tras las agresiones a jugadores del Sporting

The Futbol Times

The Futbol Times

Veintiuna personas fueron detenidas este martes después de que medio centenar de aficionados del Sporting de Portugal invadieran la ciudad deportiva del club con la cara tapada y agrediesen a varios jugadores y miembros del cuerpo técnico.

Veintiuna personas fueron detenidas este martes después de que medio centenar de aficionados del Sporting de Portugal invadieran la ciudad deportiva del club con la cara tapada y agrediesen a varios jugadores y miembros del cuerpo técnico.

La cifra de detenidos fue anunciada por la secretaria de Estado de Administración Interna lusa, Isabel Oneto, en una declaración a la prensa en la que añadió que se decomisaron también “vehículos y objetos de agresión”.

Las fuerzas de seguridad y la Fiscalía lusa trabajan en conjunto para investigar lo ocurrido, según Oneto, que explicó que están estudiando medidas para garantizar que la final de la Copa de Portugal, que enfrentará el próximo domingo al Sporting y al Desportivo das Aves, se desarrolle con “tranquilidad y seguridad”.

Según el relato de medios lusos, el grupo de aficionados entró en las instalaciones del club lisboeta, situadas en Alcochete (en la margen sur del río Tajo), y amenazó a los periodistas presentes para que apagasen las cámaras y no grabasen la invasión.

Los aficionados entraron en el vestuario con antorchas y causaron numerosos desperfectos, además de agredir al entrenador, Jorge Jesus, y a varios jugadores, entre ellos el holandés Bas Dost y los argentinos Marcos Acuña y Rodrigo Battaglia, así como a otros miembros del cuerpo técnico.

Bas Dost sería el jugador que salió peor parado, ya que sufrió varios cortes en la frente y en las piernas, tal y como se aprecia en imágenes divulgadas en varios medios y redes sociales.

La prensa local también avanza que varios jugadores, entre ellos el holandés, se niegan a jugar la final de Copa e incluso estarían estudiando la rescisión de su contrato con el club.

El Sporting emitió un comunicado en su cuenta oficial de Facebook en el que confirma las agresiones y “repudia vehementemente” actitudes que constituyen “la práctica de un crimen”, en línea con las reacciones también divulgadas por entidades como la Liga lusa y el Sindicato Profesional de Futbolistas.

El club lisboeta vive un momento tenso desde que acabó la Liga lusa el pasado domingo con una derrota ante el Marítimo (2-1) que le dejó fuera de los puestos de Liga de Campeones.

El presidente de los “leones”, Bruno de Carvalho, Jorge Jesus y parte de la plantilla estuvieron reunidos este lunes en el estadio José Alvalade y la prensa especuló que el entrenador había sido suspendido, aunque De Carvalho negó posteriormente la suspensión.

EFE